jueves, 4 de octubre de 2007

Crítica sin argumentación






Con Death Proof, Quentin Tarantino demuestra ser el cineasta más importante de nuestros días.

4 comentarios:

Pablo Rumel Espinoza dijo...

Tarantino es el Warhol del cine. Mucho mejor es el cine de Ruiz. O el gore demencial de Takashi Miike.

Pero igual te compro un poquitito, un tercio de tu extravagante y puntillosa digresión.

Saludos

Puta Asesina dijo...

Excelente crítica. Le habría puesto algo así como "crítica chilena de cine". En el fondo, con una capacidad inagotable de decir nada en 20 hojas.

El Apestado dijo...

Desde hace raaaaaaaaaaato

Dr. Chapatín dijo...

Los tengo identificados, señor Toro.